diciembre 29, 2008

Saldo en azul

Este año no hubo bulla. Ya todo estaba hecho, todo estaba entregado, todo estaba guardado, solo quedaba irnos a nuestras casas.

Las últimas semanas fueron estresantes pero terminamos con todo lo pendiente. Por eso este día no había nada por hacer, simplemente ordenar. Los muchachos poniendo orden dentro del taller, limpiando, barriendo, aprovechando para dar una manito de pintura por aquí y por allá.

En la oficina estábamos más interesados en orden papeles y órdenes de compra, rompiendo y desechando lo que ya no servía. Ordenando los libros y catálogos, también limpiando todo, por aquí y por allá.

Y después de almorzar, los muchachos se bañaron y se cambiaron. Mi viejo, mi hermano y yo, sentados en la oficina, conversando del último partido del Manchester United. Los teléfonos callados, solo se escuchaba la rica salsa que escuchan los chicos mientras trabajan.

Salimos de la oficina, los chicos esperan. Mi viejo conversa con ellos. Y arranca la celebración, la rica chela, los ricos bocaditos. Algo informal, algo sencillo. Nos unimos todos, conversamos, nos jodemos, nos embromamos, nos sentimos felices. Hay tristeza porque un chico se va, ha decidido prepararse para entrar al SENATI. Como siempre, mi padre le dice que siempre habrá lugar para él si decide regresar, lo mismo que le dice a cada chico que se va. Algunos regresan, otros no. Pero ahí está la promesa.

5 cajas de cerveza después y no sé cuantos bocaditos, terminamos. Como todos los años, mi viejo les regala un bono a los chicos, algo pequeño, pero que los alegra ya es una pequeña ayuda para su celebración de año nuevo. Ya una semana antes habían recibido la canasta navideña que siempre les damos a todos y cada uno de los chicos. Estamos picados, estamos alegrones y nos vamos.

Cerramos el portón, y cada cual toma su micro, su combi.

Ha sido un buen año. A pesar de la crisis y todo, hemos estado tranquilos. Me alegra estar aquí y hacer todo lo que hago. Y ahora tengo a mi hermano a mi lado, y los dos llevaremos esto adelante.

Es lo menos que puedo hacer, ¿no?

Por lo demás... que puedo decir. Soy un asco para convivir XD

PD: No trabajo hasta el próximo Lunes 5! Hora de ponerse al día en con mi PS3 y los libros que me faltan terminar.

3 comentarios:

MARICHAN dijo...

Feliz año tio!!!

Gastón dijo...

Ha sido el balance más bacán que he leído, man.

Como te dije en el FB, smos piscinator!

Lady Bathsheba dijo...

aja! que bueno que ahora su hermano esté con uds!
una vaina cuando uno solo debe encargarse de llevar el negocio familiar, porque... si es familiar, cómo es que uno solo termina con toda la responsabilidad?