enero 19, 2006

Hermano M.

Ha pasado un año desde que empecé mi blog, más por necesidad para poder poner un comentario a mi amiga la Tortuga que por las ganas de empezar a escribir. Porque, como habrán notado en los últimos meses, no se me ocurre que escribir. La verdad es que mi vida en sí es aburrida y rutinaria y no hay cosas muy interesantes que contar y como dije aquel 19 de Enero del 2005, no iba a andar contando cosas depresivas, aunque por ahí se me escapó una que otra.

Han pasado 19 días desde que empezó el año y alguien me dirá que es un poco tarde para hacer un balance del 2005, pero sea, voy a hacerlo ahora. Y es que el 2005 fue una año jodido, tanto en el entorno personal como el laboral.

En lo laboral, se intensificó la carga de trabajo, se hizo más grande la responsabilidad y se abrieron nuevos rubros. Todo esto, claro, es bueno, pero debo admitir que no estaba preparado para todo eso. Esperaba que el 2005 fuera como el 2004, que aunque también fue un año cargado de trabajo fue más relajado. Sin embargo al llegar a Diciembre del 2005 sentimos un gran alivio por el trabajo bien realizado y por haber contribuido siquiera un poquito a cambiar las cosas tanto en la empresa como con los muchachos, nuestros obreros que faltaran verdades, son el motor de la empresa.

En lo personal, se dieron muchas cosas que me dejaron con el ánimo por los suelos. Los primeros meses de año fueron los peores y esto se reflejo en el trabajo y en varios aspectos de la vida diaria. Felizmente las cosas mejoraron, cambiaron y todo volvió a la normalidad, o casi normalidad. Y esto dio paso a volver a la rutina. Pero fue bienvenido. Al menos por un rato.

La vida seguía su rutina espantosa y estresante, eso sí con uno que otro día de relajo, hasta el 12 de Noviembre del 2005, cumpleaños de mi comadre la Tortuga. Llegué con mi carro, me bajé y me recibió mi pata Gastón y me dice que llegaba alguien detrás de mí. Era la primera vez que la veía en persona. Y me quedé mudo. De allí el tono fue un ejercicio de esquivarla y pensar muy bien lo que iba a decir, cuidándome de no decir una sandez. Y es que el roche hacía estragos en mi cabeza. Cuando se acabó el tono me llevé a Gastón y a ella para dejarlos en su casa a cada uno.

No la volví a ver hasta el 09 de Diciembre, en otro cumpleaños, el de Gastón. Esta vez contaba yo con la ventaja del terreno, así que escapar y escabullirse fue más fácil. Pero no dejaba de mirarla y al final terminamos conversando un buen rato, aunque es verdad que fui intruso en la esquina del raje.

Se me acababa el año y nada pues, tripas corazón y a empezar otro, siempre en lo mismo. Y una vez más La Tortu y Gastón (que ahora que lo pienso mientras escribo esto, han sido un par de conspiradores y yo no me he dado cuenta) nos juntan a los dos en una fiesta de fin de año. Nosotros cuatro más Gonzalo la pasamos muy bien. Y así y todo se acabó el 2005. Hice mentalmente un balance chiquito y fue tanto bueno como malo. El 2006 estaba encima mío con apenas unas horas de vida y no había marcha atrás. Quería que este año fuera diferente y allí en ese tono era hora de empezar a cambiar, de algún modo al menos. Así que sacando valor de muy hondo y temblando como un condenado, declaré mi amor y mis intenciones a Betty, que me hizo brujería con su personalidad y su belleza. Lo más bello que escuché hasta ese momento en el 2006 fue “Sí”.

Han pasado 19 días y estoy que me muero, de felicidad y amor. Y ha pasado un año que me encuentro entre mis hermanos bloggers, entre mis amigos. Muchas cosas han pasado y pasarán, pero mientras tenga a mis patas y la mujer que amo, creo estar más preparado para enfrentarlas.

Gracias a todos y a ti amor.

Martín.

10 comentarios:

Kat dijo...

De todos los posts que has escrito (y que dicho sea de paso me llamaron la atención por tu originalidad y sinceridad al escribir), éste es el que más me ha gustado.

Como le dije a ella en su blog, mil felicitaciones para los dos. El amor está en el aire.

:)

Como dicen por allí Encontraste la paz en medio de la tormenta

Lady Bathsheba dijo...

amor a primera vista señor?
que lindo!!! ahora no duermo!!!!!
(la verdad...estoy tan palteada con semejante confesion a la blogosfera que..no se que decir..que roche!!!!)

Gastón dijo...

Maaanya, tenía su corachonchito.
Y si pues hijo, ta,bién que si no te habías dado cuenta... no, si hay que ser.
Felicitaciones, y sí, este pst te quedó cachete.

TORTUGA MALDITA dijo...

jeje je je...Nada como empezar bien el fin de año como para tener fuerzas durante el tiempo que viene.
Bonito Post.

el Gonz dijo...

¡¡¡Poderes de los conspiradores fantásticos, actívense!!!

Es un decir, claro, porque yo recién me di cuenta el 31... y ahora puedo decirlo, fingir indigestión y sueño en Año Nuevo ha sido una de mis mejores labores histriónicas.

M. dijo...

¡Ajá! Así que Gonzalo también estaba en la colada. No, si estoy rodeado de conspiradores y patas.

Lady Bathsheba dijo...

wait a minute!!!!
que no era indigestion??? y todas las corridas al baño que eran???
en fin...jeje

Gastón dijo...

Rran pa repasar el libreto, pues.
Noo, si seràn de crèdulos algunos, jajaja.

Lady Bathsheba dijo...

mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm
si si....vaya corralito eh?

TORTUGA MALDITA dijo...

Pues yo con todo desparpajo deje una Jarra de Cuba Libre ahi como quien no quiere la cosa "Es que he comido mucho y no entra un trago màaaaaaaasss.."

Que? Ah no chicos sirvanse uds solitos!.... =P